Coches eléctricos, ¿una opción real para autónomos y empresas?

A día de hoy no son muchos los coches eléctricos que recorren nuestras carreteras, los coches de combustión siguen siendo la opción favorita para la mayoría. Pero si hablamos de futuro, los vehículos híbridos y eléctricos terminarán por monopolizar nuestros medios de transporte, ya que son respetuosos con el medio ambiente al no emitir gases a la atmósfera durante su uso y, además, apenas producen ruido. 

 

Renting de coches eléctricos: la mejor opción para autónomos y empresas

El sector de los coches eléctricos se encuentra en plena evolución, por lo que en poco tiempo los modelos actuales quedarán desfasados.

Sin embargo, el renting nos ofrece la opción de cambiar de vehículo a medio plazo y así contar con la última tecnología, además de las ventajas que conlleva: una cuota mensual con todo incluido, mantenimiento, averías y seguro.

¿Por qué es una buena opción para autónomos y empresas?

Una flota de vehículos eléctricos es una opción rentable para tu negocio y para el medio ambiente. Los coches eléctricos son más eficientes que los coches convencionales, reducen el impacto de los vehículos en el planeta y, además, mejorará la imagen de nuestra empresa.

 

Incentivos para optar por un coche híbrido o eléctrico:

  • La primera ventaja y más obvia es que estos vehículos utilizan una energía más limpia que el resto de vehículos convencionales.
  • Salvo algunas excepciones, los coches híbridos tienen un mejor rendimiento, especialmente en ciudad, estos coches gracias al motor eléctrico aprovechan las frenadas y desaceleraciones para recargar las baterías, por lo que es muy difícil quedarse sin combustible.
  • Otra ventaja puede ser el coste de mantenimiento, al prescindir de elementos como el embrague, el motor de arranque o la correa de distribución se producen menos averías. Se calcula que durante el primer año el coste de mantenimiento será hasta un 45% menor que en un coche de combustión.
  • También una nueva ventaja la encontramos en el mercado de segunda mano, su precio se devalúa mucho menos que el de un vehículo de combustión, por lo que a la hora de venderlo obtendremos un mayor beneficio.
  • Y, además, una gran ventaja la encontramos en las grandes ciudades para este tipo de vehículos, los protocolos anti-contaminación son mucho menos agresivos, por ejemplo en Madrid pagaremos menos en la zona SER, y los días que se active un protocolo por los altos niveles de contaminación, nosotros no tendremos restricciones y podremos circular por el centro.

 

Para saber si es rentable optar por un coche híbrido o eléctrico también debemos conocer los inconvenientes:

  • La principal desventaja es el elevado precio de estos coches. Una buena opción para disfrutar de estos coches, realizando una menor inversión, podría ser recurrir a vehículos de renting para autónomos y empresas.
  • Otro problema son las baterías, no son reutilizables y además altamente tóxicas, cuando se cambian deben ser tratadas en centros especializados o retiradas directamente por el fabricante.
  • Y por último, en el caso de los híbridos un problema es su peso, estos vehículos suelen ser más pesados debido a que llevan dos motores, y en el caso de que se descargue totalmente el motor eléctrico, ascenderá muy por encima de lo habitual su consumo.

 

Entonces, ¿es rentable para una empresa o autónomo optar por este tipo de vehículos?

La respuesta es sí, pero hasta que el mercado automovilístico evolucione lo suficiente, haya más opciones para elegir entre todas las marcas, bajen los precios a causa de la competencia, y aumente el número de puntos de carga, la mejor opción es el renting.

Habla hoy mismo con tu asesor personal y no dejes escapar esta oportunidad.