Indemnización por seguro de convenio. Todo lo que necesitas saber

¿Quieres conocer a qué tienes derecho en caso de accidente de trabajo o enfermedad profesional? ¿Tienes dudas sobre qué ocurrirá si tus trabajadores tienen un accidente laboral o una enfermedad laboral?

 

Determinados convenios colectivos establecen la necesidad de contratar lo que conocemos por seguro de convenio, que no es más que un seguro de accidentes colectivo para los empleados de una determinada empresa. Las coberturas y capitales vendrán establecidos en el convenio, determinados convenios incluyen entre las coberturas accidentes de todo tipo, no sólo laborales.

banner_mubu

 

¿Cómo se determina la indemnización por seguro de convenio?

Gracias a la negociación colectiva, muchos convenios incluyen dentro de estas mejoras las coberturas de indemnización por muerte o accidente del trabajador. Para poder optar a las indemnizaciones, el trabajador tendrá que gestionar algunos trámites:

  • Tras un accidente de trabajo o enfermedad laboral, el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) determinará el alcance de ese accidente o enfermedad declarando la incapacidad y grado de la misma.
  • Si la incapacidad derivada del accidente/enfermedad está recogida en el convenio, el trabajador será indemnizado.

Además, tenemos que tener en cuenta que, en caso de fallecimiento por accidente laboral, los beneficiarios del trabajador podrán solicitar la indemnización recogida en el convenio colectivo en caso de fallecimiento del trabajador. En el caso de que el convenio colectivo de aplicación, recoja fallecimiento por cualquier causa o fallecimiento por accidente fuera del entorno laboral como por ejemplo el convenio de empresas de construcción, también podrán acogerse a estas indemnizaciones.

 

¿Qué pasa si no se ha suscrito el seguro de convenio?

La empresa está obligada a contratar el seguro de accidentes tal y como establece el convenio, en caso de no hacerlo se enfrentará a cuantiosas multas y, además, deberá indemnizar al trabajador por los capitales establecidos en el convenio.

 

¿Y si la empresa cumple con todo lo establecido en PRL (Prevención de Riesgos Laborales)?

La empresa estará obligada a contratar el seguro de convenio y el trabajador tendrá derecho a su indemnización ya que es totalmente independiente del cumplimiento o no de las obligación en materia de prevención de riesgos laborales.

Lo que se pretende con el seguro de convenio es que el trabajador pueda cobrar una indemnización por haber quedado incapacitado para desempeñar su trabajo.

En caso de que el accidente tuviese lugar, precisamente por un incumplimiento de lo establecido en PRL, el trabajador, podría además optar a otras indemnizaciones.

 

¿Y si el trabajador ya no forma parte de la plantilla?

Si la Seguridad Social concede la incapacidad permanente a un trabajador después de haber sido despedido de la empresa, las compañías aseguradoras suelen denegar el pago de la indemnización puesto que el empleado ya no forma parte de la plantilla y los seguros de convenio cubren a todos los empleados dados de alta.

En estos casos, es normal contar con un abogado e interponer una demanda “por lo social”. Los seguros de convenio cubren a todos los empleados dados de alta en el momento del accidente. Si la incapacidad viene de un accidente laboral o un supuesto cubierto por el convenio se tiene derecho a esa indemnización.

 

¿El seguro de convenio aplica a accidentes “in itinere”?

Por supuesto que sí, un accidente en el trayecto al trabajo o en la vuelta se consideran accidente laboral y por ello, aplicará lo establecido en nuestro seguro de convenio.

Se considera “in itinere” un accidente que ocurra durante el trayecto habitual de desplazamiento de nuestro lugar de residencia al trabajo y viceversa, en el horario habitual, el medio habitual, etc.

El principal requisito es que ese desplazamiento esté motivado exclusivamente por el trabajo. Este accidente además ha de ocurrir en el camino de ida o vuelta, considerándose parte del mismo la preparación. Por ejemplo, ir a coger un vehículo.

Además, el trayecto ha de ser adecuado, no necesariamente el más corto, pero sí normal y habitual y dentro del horario habitual de desplazamiento.

Al final, en este tipo de accidentes lo que prima es el sentido común para demostrar si se trata de un accidente in itinere o no.

 

En cualquier caso, en caso de accidente laboral lo mejor es estar lo mejor asesorado que se pueda. Para esa asesoría podrán ayudarnos en Recursos Humanos en la empresa y, en caso de no disponer de esa ayuda, siempre podremos acudir a un abogado especialista en la materia.