¿Qué modelo de coche de renting debo elegir?

Cuando nos decantamos por un contrato de renting, es porque hemos tenido en cuenta las grandes ventajas de este servicio: una cuota mensual a cambio de olvidarse del mantenimiento, las revisiones periódicas, contratar un seguro -ya que viene incluido-, gastos de matriculación, etc.

A la hora de elegir el coche de renting perfecto, debemos tener en cuenta algunos factores, así la decisión será más fácil.

 

¿Qué uso vamos a dar a nuestro coche?

Lo primero a tener en cuenta es el uso que vamos a dar a nuestro coche, si va a ser para nuestro uso particular o profesional, si lo vamos a usar con mucha frecuencia o no, si lo vamos a utilizar principalmente por ciudad o por carretera.

Una buena forma de saber el uso exacto que le vamos a dar es hacer una lista de los trayectos que haces en el día. También debemos incluir si vamos a viajar solos o acompañados y si vamos a llevar carga o no.

Sea para uso personal o profesional, solo tenemos que fijarnos en el estilo de vida que tenemos dentro o fuera del trabajo.

¿Cómo será nuestro recorrido?

Si pensamos en las distancias que vamos a recorrer, si conduciremos en ciudad o en carretera, si los trayectos van a ser largos, sabremos cuál va a ser el impacto en el kilometraje, el combustible y los riesgos.

Es esencial saber cuántos kilómetros anuales vamos a hacer para contratar la modalidad de renting que mejor se adapte a nosotros. Recordemos que si nos pasamos de los kilómetros contratados, deberemos abonar una cantidad determinada por cada kilómetro adicional.

 

¿Cuál es nuestro presupuesto?

Para ajustar nuestro presupuesto a lo que necesitamos del coche debemos tener en cuenta dos cosas:

  • El kilometraje, como hemos visto antes es de gran importancia, las cláusulas del contrato referentes a los kilómetros anuales suelen variar de 5.000 en 5.000 Km.
  • La potencia del vehículo, los precios de coches más potentes suelen ser más altos y, además, el consumo de combustible también será superior.

 

También como ya sabemos las empresas y autónomos, tienen algunas ventajas fiscales:

  • Es un gasto que se puede deducir en el IRPF.
  • El IVA de la cuota mensual se puede desgravar desde un 50%, hasta el 100% si el coche es solo para el uso profesional.

 

¿Qué modelo elegir?

Ya sabemos el uso que vamos a dar a nuestro coche, ya sabemos que recorridos vamos a realizar y sabemos nuestro presupuesto, ahora es más fácil elegir nuestro modelo.

Tenemos que decidir cuál es nuestra preferencia o necesidad: un sedán, un todoterreno, un SUV… Esto irá en función del recorrido y el uso.

También tenemos un amplio abanico de posibilidades para elegir entre marcas y modelos, actualmente la marca más demandada es Seat, seguida de Volkswagen y Peugeot. Pero casi todas las marcas son accesibles en la modalidad de renting.

Debemos tener en cuenta el tipo de combustible que queremos, las grandes ciudades como Madrid, están cada vez más comprometidas con el medio ambiente y están imponiendo restricciones de tráfico para reducir las emisiones de CO2 y mejorar la calidad del aire. Es por esto que cada vez observamos más vehículos híbridos y eléctricos por nuestras calles y carreteras. Pero si se trata de gasolina o diésel debemos saber lo siguiente:

  • Los modelos con motor de gasolina, no emiten óxido de nitrógeno, pero las emisiones de CO2 son muy superiores a los diésel.
  • Se baraja una subida considerable de los impuestos sobre el diésel. Esto hará que el precio se iguale con el de la gasolina, por lo que la ventaja a la hora de repostar terminará. Eso sí, el consumo de los coches diésel es inferior al de los coches de gasolina y siguen siendo rentables.

 

Por lo tanto, podemos concluir que para elegir la mejor opción de coche de renting, debemos fijarnos principalmente en el uso que le vamos a dar, cuantos kilómetros pretendemos hacer, y cuál es nuestro presupuesto, con estos datos en mubu te ayudaremos a encontrar tu mejor opción.