Qué es el CIRBE y para qué se usa

Cuando hablamos de financiación podemos encontrarnos con ciertas dificultades ya que muchas veces se usan conceptos y términos que no siempre conocemos.

En este artículo vamos a hablar del CIRBE, un concepto que se menciona en ciertas operaciones financieras y es importante saber qué significa.

 

¿Cuál es el significado de CIRBE?

El término CIRBE responde a unas siglas que vienen de Central de Información de Riesgos del Banco de España. Se trata de una base de datos en la que quedan registradas las personas tanto físicas como jurídicas que mantienen cualquier tipo de operación financiera con las entidades bancarias. Estas operaciones incluyen tanto las que suponen riesgo directo, como préstamos y créditos, como indirecto, como avales y garantías.

Los datos del CIRBE son confidenciales, se necesita una autorización para acceder a ellos y no cualquiera puede acceder. Solo entidades autorizadas podrán acceder a ellos y, por supuesto, estos datos están protegidos por la ley de protección de datos.

 

¿Qué información aparece en el CIRBE?

  • La identidad de la persona titular de la línea de crédito.
  • Si es un préstamo a corto o a largo plazo.
  • Si queda saldo disponible de la financiación que se solicitó.
  • La garantía con la que está asegurada que el préstamo se va a devolver.
  • Si existe algún tipo de responsabilidad solidaria (ser responsable del pago de contribuciones respecto de un obligado principal)
  • Si existe una situación de morosidad (los bancos están obligados a incluir esta información)
  • Si existe algún riesgo indirecto (avales y garantías sobre las deudas de otras personas, superiores a 30.000€).
  • Si existe algún riesgo directo, siempre que sea superior a 6.000€.

 

Debemos saber también que la información de la CIRBE se actualiza cada mes, por lo que si cumples con los pagos deberías desaparecer de la lista al mes siguiente.

 

¿Por qué es importante el CIRBE? ¿Para qué se usa?

El Banco de España creó esta base de datos ante la necesidad de controlar y valorar los riesgos financieros que asumen las personas, las empresas y los propios bancos.

Los bancos siempre consultan el CIRBE cuando alguien solicita financiación. De esta manera se puede valorar el riesgo que se asume en cada operación financiera.

No es un fichero de morosos

Figurar en la base de datos de la CIRBE no es ni bueno ni malo, no es una base de datos donde se registran morosos. Casi todos figuramos en esta base de datos, figurar en ella es tan fácil como tener una hipoteca o incluso una tarjeta de crédito.

Se puede valorar de forma negativa en el caso de que una persona no esté haciendo frente a las deudas, ya que los bancos están obligados a incluir esta información.

La única manera de no figurar en el CIRBE es no tener pendiente ninguna deuda con ninguna entidad financiera.

Los datos que figuran pueden ser rectificados en caso de error y se puede solicitar a través de la entidad de crédito o indirectamente a través del Banco de España.

 

¿Por qué una empresa no debería acumular deudas en el CIRBE?

Como hemos estado comentando, si tienes riesgos contraídos con otras entidades, las opciones de que te concedan créditos o préstamos se reducen, por lo tanto para una empresa es conveniente buscar otras maneras de obtener liquidez que no acumulen CIRBE. Otras alternativas pueden ser:

 

¿Cómo consultar el CIRBE?

Existen 4 opciones:

  • En primer lugar se necesita una autorización previa, la forma más fácil de acceder es online, entrando en “Petición de informes y Reclamaciones CIR” de la página web del Banco de España, lo único que debes hacer es firmar digitalmente el formulario de Prestadores de Servicios de Certificación (PSC).
  • También puedes solicitar la autorización de manera física, debes rellenar la solicitud pidiendo el informe en cualquiera de las sucursales del Banco de España.
  • Otra opción es solicitar los datos a través de Internet, haciendo uso del DNI electrónico, o un certificado específico en el caso de personalidades jurídicas.
  • Y por último, se puede solicitar información por correo ordinario, con fotocopia del DNI y la dirección donde quieres recibir los datos certificados recogidos sobre ti en la CIRBE.

Esperamos que con este artículo hayamos resuelto las dudas que pudieses tener con respecto al CIRBE. Te esperamos en nuestras redes sociales usando el hashtag #mubu