¿Qué es el crowdlending?

El Crowdlending es un tipo de financiación que consiste en conceder préstamos a empresas por parte particulares. Viene de las palabras inglesas "Crowd", multitud y "Lending", préstamo.

La financiación solicitada por la empresa se cubre gracias a varias aportaciones de personas que prestan su dinero, hacen la función de un inversor. Estos inversores reciben a cambio una contraprestación con la que ellos también saldrán ganando, es decir, un tipo de interés que pagará la empresa, y la plataforma de crowdlending intermediaria se queda una pequeña comisión.

 

¿Cuál es el origen del Crowdlending?

El Crowdlending tiene su origen en el Crowdfunding, este surgió en los años 90 como modelo de financiación para financiar pequeños proyectos artísticos o culturales a través de los llamados mecenas, que aportan su dinero en forma de donación o a cambio de una recompensa no monetaria.

A lo largo de los años el Crowdfunding fue evolucionando y haciendo aparecer nuevos modelos de financiación alternativa como el Crowdlending, al que podríamos denominar el crowdfunding de préstamos, donde los particulares que ofrecen su dinero pasan de ser mecenas a inversores. De esta manera, personas y empresas pueden conseguir liquidez más fácilmente a través de este método de financiación.

¿Cómo surge el Crowdlending?

A lo largo de los últimos años una serie de factores han favorecido la aparición y consolidación del Crowdlending como forma de financiación alternativa para proyectos empresariales y particulares, los tres factores principales son:

  • La no concesión de préstamos bancarios: Antes de la crisis económica de 2008, la concesión de un préstamo bancario era sencilla. Pero desde entonces, el panorama es muy diferente, los bancos ya no conceden financiación fácilmente, y las empresas y particulares han tenido que buscar nuevos métodos para conseguir financiarse, una solución que han encontrado es el Crowdlending.
  • Internet: esta tecnología ha provocado una revolución en la mayoría de aspectos de la sociedad actual. Las comunidades online han permitido poner en contacto a un montón de personas con intereses comunes, como es el caso de las plataformas de Crowdlending.
  • El crecimiento de la economía colaborativa: A través de la colaboración entre particulares, sin la intervención de grandes empresas, se pueden satisfacer las necesidades de compra de productos, la adquisición de servicios o la obtención de financiación.

¿Cómo funciona el crowdlending?

La plataforma de Crowdlending se encarga de todas las acciones previas a la publicación del proyecto: solicitar la documentación necesaria, estudio de la operación, etc. Una vez aprobado, se publica en la plataforma, que es donde los inversores podrán prestar su dinero. Una vez el proyecto recauda todos los fondos solicitados, se convierte en préstamo y la plataforma se encarga de cobrar las cuotas y repartir la cantidad correspondiente a cada inversor.

Por ejemplo:

Una empresa solicita 30.000€ para la compra de material, se aprueba con un tipo máximo de interés del 7%, la empresa acepta y se publica en la plataforma.

El inversor 1 decide prestarle 4.000 € al tipo máximo (7%).

El inversor 2, le presta 15.000€ al 7%.

El inversor 3, decide prestarle 11.000€ al 4%, que es mucho más de lo que le dan en su banco y además así ayuda a la empresa a conseguir un tipo de interés final más asequible.

Por lo tanto, el tipo final de su préstamo será la media de todas las participaciones: un 6%.

Legalidad del Crowdlending

En Abril de 2015 se publicó la ley 5/2015 de Fomento de la Financiación Empresarial donde engloba a las plataformas de Crowdlending. Esta ley obliga a clasificar a los inversores entre:

  • Inversores acreditados: sin límites en la inversión.
  • Inversores no acreditados: límite de inversión de 3.000€ por proyecto y 10.000€ en los últimos 12 meses en el conjunto de las plataformas

Esta ley también obliga para poder desarrollar la actividad, a contar con la licencia de Plataforma de Financiación Participativa otorgada por la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores).

Si estás buscando formas de financiación alternativas, quizás el crowdlending sea tu opción. Si quieres saber más sobre otras alternativas de financiación, te recomendamos leer 5 alternativas de financiación para autónomos y empresas. No te olvides de participar en nuestras redes sociales usando el hashtag #mubu