7 ventajas del Renting para Autónomos y Empresas

El renting es una de las herramientas más usadas por autónomos y empresas a la hora de disponer de un vehículo. Es una opción muy asequible, cómoda y bastante segura para obtener o renovar los vehículos de tu empresa. El renting no solo ofrece grandes ventajas fiscales, sino que además ahorras en preocupaciones y ayuda a mejorar la imagen empresarial.

A continuación os mostramos 7 ventajas por las cuales creemos que el renting es una gran alternativa a para autónomos y empresas:

 

No te preocupes por los impuestos

La primera y gran ventaja del renting es que te permite desgravar el 100% de las cuotas, ya sea en tu IRPF o en el Impuesto de Sociedades de una empresa.

¿Qué pasa con el IVA?

Con el renting normalmente la deducción del IVA es del 50%, pero si el vehículo es para uso exclusivo en la actividad profesional la deducción puede ser ¡hasta del 100%!

Eso sí, se deben presentar pruebas de que el uso del vehículo es exclusivo para la actividad profesional, dos ejemplos de ello pueden ser que el vehículo permanezca en el garaje de la empresa fuera del horario laboral o que luzca serigrafías o vinilos del logotipo de la empresa.

Estas ventajas fiscales se deben a que el renting, hablando contablemente, se considera un gasto.

Reduce tus deudas

Con el renting no tienes que preocuparte por pedir un préstamo a una entidad bancaria, ni por comprar un vehículo financiado que requiera un gran desembolso inicial, únicamente firmas un contrato de arrendamiento y se paga una letra mensual, trimestral o anual.

¿Por qué es una ventaja? Porque si algún día necesitas financiación de un banco, en tu balance empresarial no figura como una deuda y por tanto las condiciones serán mejores.

Despreocúpate

Esta es la mejor ventaja del servicio de renting, no tienes que preocuparte por el mantenimiento, el cambio de neumáticos, las averías… únicamente por el depósito de combustible.

Además, no asumirás riesgos como un defecto de fabricación ni sufrirás los efectos del desgaste del vehículo. Se acabaron esos problemas.

Tu tiempo es oro

Con el renting también ahorras tiempo, no tienes que gastarlo en gestiones administrativas como contratar un seguro, el servicio lo hace por ti.

Y, como hemos mencionado antes, el renting no se integra en el balance, se contabiliza como un gasto, por lo que no será un problema más para la contabilidad.

Mejora tu imagen empresarial

Los contratos de renting tienen una duración de hasta 4 años, por lo que puedes renovar cada poco tiempo los vehículos y llevar siempre los últimos modelos del mercado. No solo será bueno para la imagen exterior de la empresa, sino que no tendrás que preocuparte por sacar provecho como sería con un vehículo comprado.

¿ECOfriendly?

La respuesta es sí.

Según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, gracias a la introducción de vehículos más nuevos y de menor consumo a través de los contratos de renting, España ha ahorrado cientos de millones de litros de combustible y ha reducido en cientos de miles de toneladas las emisiones de CO2.

 

¿Necesitas vehículos para tu actividad empresarial? ¿No sabes qué puede ser de tu negocio en el futuro? ¿Tu empresa se ha creado recientemente? Comprometerse con la compra de un vehículo puede suponer un problema, quizá el renting sea tu solución.